Denver Broncos | News

Lecciones de la Pretemporada 2022 de los Denver Broncos

220830_Simmons

La pretemporada 2022 es parte de la historia y pese a que se contabilizan los ganados y perdidos, esto va más allá de eso siendo la prioridad la evaluación a los jugadores para terminar de dar forma al roster de los 53 jugadores. Ese es el objetivo.

En el primer año del Coach Nathaniel Hackett, la aproximación para estos duelos de preparación se enfocó en los jugadores que están buscando un lugar en el equipo y algunas batallas de posiciones, dejando en la banca a los probables titulares con sus excepciones. Esto evitó que viéramos a las unidades, tanto ofensiva como defensiva, que podrían arrancar el juego de la semana 1 en Seattle y entre la afición generó preocupación. Calma.

Los enfrentamientos ante los Cowboys, Bills y Vikings dejaron lecciones que resaltaré y voy a platicarles a continuación.

¿Qué pasará en la posición de linebacker central?

El objetivo para este grupo fue encontrar al jugador que acompañaría a Josey Jewell como linebacker y aunque comenzó con la ventaja Jonas Griffith, en el primer juego en casa lamentablemente se lesionó el codo y estará fuera unas semanas. Esto dejó la posibilidad de que Alex Singleton tuviera importante participación en los tres juegos junto con Justin Strnad.

Incluso se consiguió ayuda en la Agencia Libre con un par de movimientos que buscaron soluciones aunque no para el rol titular. Y pese algunos destellos de Kana'i Mauga, el que se perfila como titular es Singleton. Tuvo buenas actuaciones en términos generales y hace un sólido trabajo cargando al quarterback y en cobertura de pase.

Si Singleton aprovecha la oportunidad, no habrá prisa de contar con Griffith teniéndolo completamente recuperado a su regreso. Bien podrían emplearlo como un sólido elemento parte de la rotación de la defensiva mientras toma ritmo de juego.

¿Debemos estar preocupados por el juego terrestre?

Una de las situaciones que preocupó en los primeros dos duelos fue la actuación del ataque terrestre en la que se consiguieron 39 yardas por tierra ante Dallas y 32 en Buffalo. Pese a que no jugaron Javonte Williams ni Melvin Gordon y la línea ofensiva tuvo ausencia de la mayoría de los titulares, son números que encienden las alarmas. De hecho Mike Boone quien pinta para ser un running back importante en la rotación y sistema ofensivo, únicamente consiguió 10 yardas sumando ambos juegos.

Esto cambió en el último juego ante los Vikings en la que totalizaron 148 yardas terrestres con un Boone con 44 yardas en cinco acarreos y Devin Ozigbo terminando con 59 yardas en 13 ocasiones que tuvo el balón en sus manos, aunque se debe tomar con calma. El rival importa, especialmente los jugadores a los que enfrentaron.

Pero estaría tranquilo. El par de running backs que apunta a ser uno de los mejores tándems de la liga ayudados por la línea ofensiva titular y agregando a Boone a la ecuación, podrían hacer olvidar el mal trago de los primeros dos encuentros de la temporada. Y esperen, falta la inclusión de mi tercera lección…

Una agradable sorpresa: Montrell Washington

Aún recuerdo las reacciones a la selección de Montrell Washington en la quinta ronda del pasado Draft. Generó más incertidumbres que certezas pero hoy estoy seguro que esta percepción cambió con lo que hemos visto en esta pretemporada por parte de este jugador.

Lo que puede aportar Washington no sólo en los equipos especiales en donde le vimos buenas jugadas sino como parte de la ofensiva y ayudando al ataque terrestre es notable. Es un jugador rápido y habilidoso que puede generar ventaja a su favor ante cobertura de linebackers e incluso jugadores de la defensiva secundaria. En la NFL actual se requiere de un jugador de sus características atléticas que venga de la banca y que aporte peligro al rival. Los Broncos ya lo tienen en su roster.

Es sólido el grupo de receptores

Se sabía que eran cuatro los receptores que  tenían un lugar en el roster final, sin embargo la lesión de Tim Patrick generó dudas al respecto. Parte de la afición pedía la contratación de un jugador en la Agencia Libre pero en el equipo lo tomaron con calma, sabían con lo que contaban.

Con Courtland Sutton, Jerry Jeudy y el ahora listo para jugar KJ Hamler se cuenta con una base sólida y prometedora de receptores, y a ellos sumen a Washington. Pero en el roster se requiere uno o dos receptores más entre los cuales podrían estar sin ningún problema Kendall Hinton, Seth Williams y/o Brandon Johnson. Se vieron bien en estos pasados juegos, anotando y consiguiendo buenas recepciones. Cualquiera de estos tres jugadores viniendo de la banca puede contribuir aunque la decisión de quién debería quedar fuera será de las más complicadas de tomar.

La batalla por el puesto de QB Backup

Josh Johnson comenzó con la ventaja comandando la ofensiva al inicio de la Pretemporada y aunque no tuvo errores evidentes, Brett Rypien fue mejorando ganándose la oportunidad como titular para el último juego.

Pese a que Rypien lanzó una intercepción en el cierre de la Pretemporada, sus actuaciones han sido mejores viéndose seguro desde la bolsa, alargando la jugada en ocasiones y haciendo buenos envíos. Su potencial como quarterback podría seguir en aumento de la mano de Hackett, Justin Outten y Klint Kubiak por lo que será un factor al momento de decidir sobre el backup de Russell Wilson.

La profundidad en la defensiva

Para enfrentar a un equipo como los Bills y poder competir se requiere de tus mejores jugadores y no fue el caso en la pasada semana 2. Fue una decisión que se tomó y está bien, es pretemporada y el resultado no es la prioridad. El punto es que esto derivó en una exhibición para el olvido en la cual vimos las complicaciones al  intentar frenar al rival y conseguir puntos.

Analizando la situación fríamente, preocupa que estos jugadores son a los que se debe recurrir ante alguna emergencia durante la temporada regular. Preocupa más que en la defensiva secundaria se debe recurrir a algunos de estos jugadores ante formaciones ofensivas de cuatro a cinco receptores.

Repito, el rival cuenta y mucho, pero no me gustó nada lo que ocurrió ese domingo en muchos sentidos. Como dice el dicho: "una cadena es tan fuerte como su eslabón más débil".

BONO: La serie ofensiva en los últimos dos minutos

En la semana 1 en casa contra los Cowboys, al final del segundo cuarto recibieron el balón con 1:02 minutos de juego, dos tiempos fuera y comenzando desde su yarda 10. Al final de la serie Brandon McManus consiguió un gol de campo de 52 yardas.

Bastaron siete jugadas para recorrer 56 yardas en la que se administró bien el reloj pidiendo tiempo fuera en los momentos adecuados guardando el último para el intento de gol de campo, utilizaron las jugadas correctas para mover el balón y claro está, ejecutaron adecuadamente. Eso habla de un equipo que está preparado para toda situación, mérito de Hackett.

¿Tienes otra lección? Te invito a dejarla en los comentarios para seguir la conversación.

Advertising